El planear un viaje en automóvil implica realizar una serie de chequeos mecánicos para evitar un percance sobre carretera. Uno de los puntos vitales que no debemos olvidar es la revisión exhaustiva de los neumáticos, debido a que deben estar en óptimas condiciones para una conducción segura.

Si bien, la presión del aire es fundamental, es necesario realizar revisiones periódicas para descartar fugas de aire, chipotes u objetos enterrados. Otro de los puntos a revisar es el dibujo de la llanta, el cual debe estar a una profundidad adecuada, esto es entre los cuatro y los siete milímetros. Por seguridad, nunca se debe utilizar en carretera una llanta que tenga menos de un milímetro de profundidad en el dibujo. Algunas marcas tienen testigos que indican cuando la llanta tiene la mínima profundidad, sin embargo, es fácil medir el desgaste de las llantas, si colocamos una moneda en posición vertical respecto a la goma.  

Si quieres saber más acerca de este tema, envíanos un correo electrónico: cotiza.gruas911@gmail.com