Si bien es cierto que existen varias empresas que ofrecen servicios de traslado de maquinaria ligera y pesada, existe una regulación que no debe pasarse por alto, antes de realizarlo. La gran diversidad de tipos de maquinaria industrial o de construcción está clasificada en dos tipos según su tamaño y funcionamiento:

Maquinaria ligera o liviana, es la utilizada para realizar pequeños procesos industriales o actividades pequeñas en las construcciones.

Maquinaria pesada, es la que se usa para procesos industriales o de construcción más complejos y en donde se requiere más fuerza.

Para realizar el movimiento de esta última, es necesario contratar una empresa especializada en su transporte, en caso de que la maquinaria exceda de un determinado peso o de medidas en específico. La empresa en cuestión debe contar con un remolque de camión, camión plataforma o de tipo góndola, un camión - pluma (en su chasis está incorporada una grúa).